Bienvenido

1 may. 2018

LLÉVAME CONTIGO










LLÉVAME CONTIGO 
  
Llévame en tus brazos a cruzar el frío 
a cruzar la orilla de los atrevidos 
Tengo que contarte que serás amado 
por una mujer que ya te ha encontrado. 
  
Llévame a la luna de los brazos largos 
de la luz de plata que refleja el alma 
para ver tus ojos dentro de los míos 
y salir al valle con mis pies descalzos. 
  
Llévame a la cumbre de los saltimbanquis 
a dejar abierto el canal de encanto 
Júrame que siempre pondrás en mi baile 
toda la firmeza que yo te demande. 
  
Llévame contigo vayas donde vayas 
que no puedo estar sin beber tu boca 
sin buscar tu aliento con sabor a fruta 
y sin ver tus ojos dentro de los míos. 
  
Beatriz Ojeda 

Derechos reservados 
  
  
  

30 abr. 2018

COMO SI FUERAN HARAPOS



COMO SI FUERAN HARAPOS  


Contengo con mis silencios la voz de mis llamaradas. 
Está cubierto el espejo que mostró  
mi gran hazaña. 
Levantarme cuatro veces 
de la tierra que humillaba 
mis sentimientos festivos 
mi cantar 
mi algarabía 
antes de engañar mi alma 
dejando los mil pedazos colgados de los alambres 
como si fueran harapos. 
  

BEATRIZ OJEDA
DERECHOS DE AUTOR

MIS SECRETOS



Paso a paso camino hacia el pasado
puertas
llaves
oscuridad
luces a veces
entretienen mi descenso.

En este recorrido
la impronta del saber
atrae mil recuerdos
que dormidos
pernoctaban impávidos
en los rincones grises
de mi tienda.

Se presentan los juicios
las mentiras
las amalgamas de emociones
controvertidas
los sinsabores
las partidas
los llantos sin consuelo.

Heme aquí 
regresando al inicio
indagando en mí misma
los secretos perdidos
ambivalentes
indecisos
sin sustancia precisa
intentando escapar
de esa oscura pared
que los arrolla.

Son míos los secretos
sólo quiero traerlos
a mi memoria 
y saber que me he hecho
en todos los tejidos
de esta vida 
plagada de agujeros.

Beatriz Ojeda
Derechos de Autor




24 abr. 2018

COMO SI FUERAN HARAPOS









COMO SI FUERAN HARAPOS  


Contengo con mis silencios la voz de mis llamaradas. 
Está cubierto el espejo que mostró  
mi gran hazaña. 
Levantarme cuatro veces 
de la tierra que humillaba 
mis sentimientos festivos 
mi cantar 
mi algarabía 
antes de engañar mi alma 
dejando los mil pedazos colgados de los alambres 
como si fueran harapos. 
  

BEATRIZ OJEDA

MARIPOSA





MARIPOSA 
  
Como una frágil mariposa 
busco en la inmensidad del cielo 
las ofertas de amor 
de paz 
de bondad plena 
y me surto de voces celestiales 
que embriagarán mis noches 
resonando en mi alma que despliega su llama 
y me explica con calma 
como sabe el licor de la abundancia. 
Abundancia de amores que declaman 
que reviven 
e interpretan su danza primitiva. 
La auténtica razón de su existencia 
las verdades escritas en sus páginas 
no son reconocidas como ciertas. 
Han borrado las letras del libro de los gozos 
garabateando en su lugar 
conspicuos e inmorales desenfrenos. 
Las almas se acreditan en un sobre 
que porta en su interior 
el juego del placer libidinoso. 
Y mi alma me alerta de los riesgos 
de comprar en las tiendas donde ofertan. 
Es un juego mentiroso arriesgar el corazón 
a sufrir los embates del dolor. 
El amor está inscripto en los libros de los buenos 
son rubores    sensaciones imperiales 
conjunciones de emociones 
sol que brilla en la ribera 
contentando primaveras. 
  
Cada cosa creada tiene un fin en sus gradas. 

BEATRIZ OJEDA