Bienvenido

31 dic. 2009

Premio del Rincón del Poeta

Beatriz Ojeda
"SI YO TUVIERA UN HIJO"
Reciba nuestra felicitación
por su EXCELENTE participación
con su poema

19 dic. 2009

NOCHE TRISTE

MUJER

Estás en este mundo diminuto
recorriendo la noche
aspirando azucenas perfumadas
Envuelta en la tristeza del engaño
no miras las estrellas
convives con tu pena enamorada
deslucida
contando los primeros estertores
de la noche reliquia
Lo sigues esperando en la mañana
lo extrañas
lo desprendes del sol
abrillantado
refulgente de luz
Avistando el dolor que te consume
te arropa en la vorágine del día

YACE MACILENTO

HOMBRE

Sobrecogido en su lecho

Extraviado en su dolor

transporta el llanto de sus huesos 

maltrechos

enroscados

como cadenas de presos

Cadavérica piel  cubre la carne

 que refugia sus entrañas

Es locura lo verde o es esperanza

Yace macilento esperando la soga

La mordaza que nunca le han quitado

retiene entre sus hilos los gritos de la parka

que ya no quiere ser participante

de un juego tan opaco

Alterando los planes del verdugo

la muerte modifica su castigo

y coloca en la frente del sicario

una rosa de horror  

para que cante

una canción de amor al condenado

liberándolo así de sus candados

Blog de Windows Live Writer

18 dic. 2009

SI TÚ NO ESTÁS AQUÍ

mujer

Si tú no estás aquí

la fiebre de mi ser

se duerme

Si no estás entre mis brazos

envolviendo mi presente

sacudiendo mis estrellas

Si no estás…

subyugando mis noches

muero

Si tus ojos no me miran

con la luz del fuego eterno

y tu piel no me enardece

como llamas  ambiciosas

me extingo

entre la sombras turbulentas

 

15 dic. 2009

GATA DE FUEGO


Gata de fuego empecinada en liberarse
llevándose en sus garras tu erotismo
Despojada de amarras y convenios ocultos
desentraña tus secretos instintos

Cumpliendo con los ritos sagrados del exceso
se refugia en el enigma de su gula
y consume sin término los aromas voluptuosos
desprendidos de tu danza licenciosa

Húmedos fluidos abdican ante el arte manifiesto
de tus juegos desbordantes de lascivia
desatando cataratas de protesta inmoderada

Abanicos escabrosos circulando entre las curvas
exasperan las llanuras expectantes
que reportan su presencia con temblores
avivando la fogata
deslumbrada por tu obsequio

BEATRIZ OJEDA

Acércate a mi universo de locura


Acércate a mi universo de locura
acércate a mis cosechas de lujuria
Revierte mi condena de pobreza
de inquietudes eróticas,
de suspiros de infierno

Quémame en tu recinto apasionado
libérame del frío que me ahorca
devuélveme la sombra de mi sexo
engalana mi palabra con tus brillo

Ámame un minuto con tu cuerpo
sucumbiendo a tus instintos clamorosos
Despliega en mí tu danza de codicia
elevándome al mundo de los vivos

Regrésame a mi flauta seducida
para poder interpretar la melodía
de los genios que celebran la estampida
del instinto del placer que se extinguía

Yo se que tí quieres amarme

Yo sé que tú quieres amarme
atento a tus ruegos espero
La rígida flor del deseo
se muere por tanto despego

Yo soy tu primera protesta
negada por limbos traviesos
recorro las pálidas fiestas
sondeando la forma de entrar
al prado que nunca poblaron

Yo sé que tú quieres amarme
contigo me impulso a la meta
dejando mis coros de niños
cantando en la aurora despierta

Tendrás que sentir en tu alma
gorjeos de pájaros granas
que abriendo tus venas dormidas
destraben ardientes pasiones
y vibres conmigo esta noche


Boca con boca





Estremecida en tus brazos
encomiendo a mi alma
un subterfugio sutil
para no enamorarme

Me dispongo a consumir
tus caricias palominas
tus embates imperiosos
tus caminos serenados

Busco en tus entrañas
los regalos excitados
que permanecen intactos
esperando mi llegada

Boca con boca se acoplan
lujuriantes de apetencias
hurgando en la inagotable
pasión de los lobos sueltos











9 dic. 2009

Déjame colmarme con tu esencia

Hace tanto tiempo que no bebo
el licor de unos labios habitando mi boca
Hace tanto que ya no lo recuerdo.

Será una brisa dulce o un temporal ardiente
suave / espinoso/ penetrante / fogoso…

Será el estreno de un viaje incomparable
que me embriague de nuevo
y no pueda soltarme
.
Hace tanto tiempo que no bebo
la pasión coloreada de capullos fantásticos

Por eso tengo miedo de acercarme a los tuyos
Podrá surgir de ellos un aroma a ternura.
o habrán crecido astillas de fracasos.
Cómo saber qué encontraré
en tu alma misteriosa

Porque es de allí que surgen las dulzuras
las pasiones oscuras
las palomas viajeras
los ríos de emergencia
los rayos del sol o la noche perpetua

Déjame ingresar en tu mirada
quítale la bruma que la cubre
y permite que brille la luz para poder besarte
Déjame colmarme con tu esencia
inúndame con tu jugo apasionado
transpórtame en tu retozo irreverente
desde el abismo más hondo/ hasta el nirvana sublime
Beatriz Ojeda
Copyrhit 2008.
Derechos Reservados

5 dic. 2009

LA ERA DE LAS LUCES

. LA ERA DE LAS LUCES

Anduvimos deletreando cinco versos
contratamos un maestro de los cielos
para hervir nuestras tristezas en su cuenco
de legítima sapiencia sempiterna

Declaramos nuestra esencia apasionada
denostando aguaceros de miseria *
Apartamos del camino de los ciegos
las patrañas diseñadas en su senda

Indagamos la frontera de las fuentes
que administran sus verdades eventuales
consignando para ellos los legados
escribiendo sobre ellas las apócrifas

Qué importancia tiene ir contra sus dotes
si la historia la han escrito los que brotan
de la tierra iluminada por la aurora
y no habrá quien no descubra lo ficticio

Qué importancia tiene ver en los libretos
unas mínimas palabras enlazadas
desde el mismo lugar que corresponde
a la mafia de los perros codiciosos

Contratamos un maestro de los dioses
conseguimos descifrar los cinco versos
y supimos que la era de las luces
está escrita en el alma de los justos


Beatriz Ojeda
copyright 2008
Derechos reservados

Sólo la noche vives


Qué luce tu figura misteriosa
qué esparce tu vacío
que distingue tu mirada
que no te atrapa la mañana

Sólo la noche vives
sólo ella transita por tus calles
Sientes el universo destellando
entre lunas y estrellas
y bailes constelados

Qué preparas en tiempos deslumbrados
qué recuerdas de ti
qué acrisola tu mente
qué recorre tus venas

Sólo la noche vives
sólo ella te entrega tus amores
tus pasiones conjuradas
tus avernos ocultos
tu paso silencioso por el día

Fantasma que no ve
que no sonríe
fantasma de tu sombra que se oculta
esperando el eclipse de tus días

Te dejaste atrapar por la negrura
te dejaste auspiciar por lobos negros
y vives aferrado a tu lunita
que se asoma para verte transmutado
con la plata de su luz acrecentada

Beatriz Ojeda
copyright 2008
derechos reservados

Te vas

Te vas
te tiembla en la mirada
una lágrima añeja
duele tu pena

Te vas
te encomiendas al sol
Recibes una estrella
en tu corona

Te vas
te tirita la voz
en el adiós delgado
que pronuncias

Te vas
te escurres en tu frío
Te has quedado sin luz
ella se ha ido

Beatriz Ojeda
Copyright 2008
Derechos reservados

22 nov. 2009

Locura ¿estás dormida?


Locura
¿Estás dormida?
Envuelta en tu frazada apolillada
llevas diez años escondida tras el telón de lata
Las telarañas han hecho nido en tus paredes
y el color tan radiante en que vivías
apenas se dibuja
en ese túnel magullado y casi muerto
yaciendo en el fondo de tu alma
Hoy he vuelto a recobrarte
para que retornes a agitarte
en esta vida que dejaba
transitar los años sin chispas que estallaran
y volvieran a encender otras fogatas

Locura
Invítame a transitar por el sendero
caminar sin caer..por el cordón de la vereda
recibir a la lluvia sin paraguas
correr por la orilla de los mares
mojarme con la espuma de las olas
y contarle a la luna mis historias

Locura
haz que el viento de esta noche
penetre en mis entrañas
girando como trompo mercenario
Emancipa a los duendes de la risa
para que llenen mis balcones
y dime que no te esconderás
cuando regrese el batallón de la tristeza

Locura….sé valiente
celebremos la vida hasta el final








Yo sé de amor y desamor


Yo se de amor y desamor
Sé que llueven milagros cuando estalla
el amor
ardiente imprudente
afiebrado
ligero y frágil como un pichón de alondra
Sé que no hay quien lo hiera en su ceguera
y no se sabe por qué se desespera
cuando el otro cambia su sendero


Yo sé del desamor
que siempre deja
el corazón llagado por los cuervos
Despedazado en jirones de inocencia
claudica su pasión entre los muertos













Voy caminando por la calle de mi vida




Voy caminando por la calle de mi vida.
En mi pasado de casitas viejas
tengo una historia recordada apenas.
En cada una escribí un momento
una niña feliz una mujer con tiempo
de enamorarme cada día nuevo.


Viví mi madurez y mi madrazgo
de un hijo que responde al sortilegio
de trascender el tiempo y el espacio
de un hombre que renueva cada noche
la juventud eterna del deseo
de las gloriosas noches de lujuria
de las tristezas grises de la muerte.

Voy caminando por la calle vieja
dejando atrás mis casitas viejas.
Mirando puertas de casitas nuevas
busco la que se abra deslumbrante
para encontrar mis días y mis noches nuevas.

20 nov. 2009

Acúsame de todo lo que quieras...


Acúsame de todo lo que quieras
acúsame diez veces
si esto te conforma.
Acúsame
de ser una bengala disparada
de armar los días más cortos que las noches
de embriagarme de luna y de silencios
de acostarme de día
de vivirme en las sombras
Acúsame
de oscurecerte la mirada
de mirarte profundo con mi fuego candente
y quemarte tu alma detestable farsante


Acúsame de todo lo que quieras
acúsame diez veces
si esto te conforma
Acúsame
de verte con los ojos dormidos
de esperar la carroza de los años felices
de correr las cortinas cuando entre la aurora
de ponerme antifaz
cuando voy a la cama
Acúsame
de continuar indiferente
de escribir en tus labios varios besos vacíos
de fingir en tus brazos el amor que sentía

Acúsame
de todo lo que quieras
ya no importa saber quien estuvo en mi cama
ni que historia perversa estarás calculando
yo ya sé que en tu alma ya no estoy habitando
ni me impone la vida ser tu fuego sagrado
Acúsame
si puedes soportarlo
que faltaré a tu entierro
que no estaré contigo cuando llegue la parca
que ya me voy armando una inmensa fogata
juntando leños nuevos que iluminen mi paso

Beatriz Ojeda
copyright 2008
Derechos reservados







19 nov. 2009

Algo de ti..

Algo de ti
se queda en mí
cuando te vas
cuando no estás

Algo de ti
es un concierto
que se instala
en la alcoba

Y cuando digo algo
digo tu alma
tus besos brujos
tus hechizos
tus miradas de sol
tus carreras de luna
tu risa de campanas
que me vive
hasta que vuelvas
a la noche
a renovar el fuego
de este amor
que no se apaga

Beatriz Ojeda
copyright 2008
derechos reservados







ESPÍRITU EN TORMENTO


Te vi venir airosa
como todas las noches
transparentes blancuras
embriagaban mi espera
y yo te retenía
en mis ojos sedientos
hasta que te perdía
con tus pasos ligeros


Tenías una rosa
tatuada en tu hombro izquierdo
una paloma blanca
aleteaba en tu cuello
una antorcha en tu espalda
una espada guerrera
en tu cadera esbelta


Eras una sorpresa
en cada día nuevo
Un enigma de símbolos
una figura inquieta
que llegaba de pronto
mostrando los secretos
y te ibas tan rápido
como dos parpadeos.


De noche recordabas
la rosa en tu hombro izquierdo
reflejo de un amor
que quedó en tu recuerdo
Y la paloma blanca
dibujada en tu cuello
era señal de entrega
de carta mensajera


La antorcha de tu espalda
me decía que eras
una ráfaga eterna
del sagrado misterio
del fuego que se instala
por siempre en el eterno


Una espada guerrera
en tu cadera estrecha
me habló de tus disputas
con la vida y la muerte
y con la luna blanca
atisbando del cielo
supimos donde ibas
con tus pasos ligeros


Nos mostraste tu casa
mármol frió doliente
y vimos reclinarte
esa noche en tu lecho
con cuatro cirios blancos
que velaron tu sueño
mientras tú te dormías
espíritu en tormento




Beatriz Ojeda
copyright 2008
derechos reservados

Quién mata el amor

Quién mata el amor
y lo deja sin hilo conector
de burbujas chispeantes
sin luz
sin sol
sin canto

Quién apaga la lámpara encendida
del corazón henchido
y deja en ilusión perpetua
la cáscara grisácea
que un día fue de fuego

Quién desnuda la verdad
la que nos deja heridos
cuando el amor se aburre
y parte hacia el olvido

Qué nota no tocamos en esta melodía
para que muera día a día
y se escape el licor
de sus suspiros

Beatriz Ojeda
copyright 2008
derechos reservados








15 nov. 2009

Quiero gritarle a la vida

Quiero gritarle a la vida que no me va a derrotar
que los vecinos vencidos no me van a contagiar
Que ya surgen de mi alma las luchas que he de librar
porque me queda algún tiempo para poder disfrutar
del camino que he elegido
el que me va a acompañar
Con la risa prometida por las mareas que están
animando con sus vueltas la luna llena que va
agitando su abanico de bordado carmesí
me regala rosas rojas para que vengas a mí









Hay días que la pena se agiganta

Hay días que la pena se agiganta
recorre las arterias de mi río
confunde mis diagramas encerrados
retuerce mi garganta con sus manos
y muero
agonizo lentamente
con mi esencia vacía de estertores
de ansiedades anémicas
vaciándome de todo lo que he sido

Penetro en mi coraza apadrinada
por dioses y demonios enjaulados
cerrándome las puertas de lo cierto
abriéndome la puertas del averno
y expiro
me extingo dulcemente
con mi daga hundida en mis entrañas
en mi alma insurrecta
que aún quiere colmarse de alborozo




Beatriz Ojeda
Copyright 2008Derechos reservados








Bórdame de besos

Siémbrame de mieles en tus ratos libres
siémbrame la espalda con tus manos tibias
déjame inspirarte
déjame tomarte
cuando mis montículos agiten sus brotes
y mi enredadera queme sus hilachas

Siempre que te turbe la sangre en tu río
deja que se calme en mis brazos tibios
cólmame de frutos
cólmame de arrojo
verás que tu suelo se eleva desnudo
gozando del viaje que yo te procuro

Bórdame de besos todos los diseños
no apartes tus labios de mi piel de fuego
líbame mi néctar
líbame mi sal
consúmeme el cielo que has bordado ya
transfiere mi alma a la eternidad



Beatriz Ojeda
Copyright 2008
Derechos reservados

4 may. 2009

La vida pasa caminando




Parto hoy a mi retiro de confianza.
En el silencio de la noche
la luna me conduce al infinito.
Silba la Madre Tierra su victoria
porque mis pies cansados
se han quedado dormidos.
Más no será su suerte
apoderarse de mi cuerpo
no retendrá mi vuelo
con su presente mirada deslucida


Las golondrinas de mi estancia
se volverán un sol de vida
y las alondras que me pueblan
entonarán un himno de victoria
He de salir con mis antojos
mis ideales, mi alegría
a liderar otros caminos peregrinos


Y Dios no espera nunca
a los parásitos dormidos
Es un instante de conciencia liberada
acomodar mis flores entonadas
en cien colores de impaciencia
porque la vida pasa caminando
sin detenerse un poco.


Y si me tienta el viento
consagro su beso hospitalario
con un intenso fuego deslumbrado
He de salir con mi pollera abanderada
a pregonar mi viejo salmo
el que recorre las plazuelas de la historia
con su lengua sagrada


Y mi Yo Soy enriquecido
ha de surgir de pronto
para cantar la partitura glamorosa
de mis años eufóricos
con mis guerreros lúcidos
aguijoneados por la riqueza de servir


Y no serán los perros quienes muerdan
mis cicatrices rojas
porque no tengo tiempo para darles
un momento de gloria.


He de partir con mis proyectos
mis reforzados sueños
con una luz en mi corona
que ilumine el sendero áurico
con una flor en mi cabello
y con los pies desnudos
he de bailar mi danza más pletórica













Parirme hasta morirme

Parirme hasta morirme


Salgo contando mis pasos
de a uno
de a uno en uno reúno
mi destino conspirado
y recorriendo la plaza
vuelvo despierta al inicio


Del principio al final
paso por paso
reconozco que soy
una nostalgia vieja
sin una sola rosa enamorada
así sin nada
llego al final de mí
de mi harapienta pena repetida


Vuelvo del soñar a la alameda real
donde no existe el hoy
sólo un pedazo de ilusión
apenas dos centímetros
cortados con dolor
desde el instante inútil de parirme


Parirme para qué
si no he tenido
sol
ni luna
ni una estrella desmañada
que indague mi existencia


Y desde aquí
desde esta soledad tan transparente
he estado repitiendo mi destino
caminando este círculo
que me lleva y me trae
al instante
de parirme hasta morirme







Beatriz Ojeda
Derechos Reservados








7 feb. 2009

Aurora

Aurora

Aurora, estás dormida.
¡Despiértate!
Serás un resplandor
para el que tiene el alma blanca
para el que vuela lejos
y porta en su cartera
una medalla mágica.

Serás una quimera
para otros
los que arrastran los pies
sobre la vida
desnudos de confianza
prisioneros en sombra

Serás esta mañana
un ojo abierto
apenas uno
para el que sueña a veces
con un pronto
un puede ser
o un día volverán las golondrinas.

Y serás una cantata
confirmada
en el pecho de aquellos
que se aferran
a tus ojos abiertos
apostando a otro día
otro día más
de vida permitida.


2
Aurora

Aurora
ahora que estás plena
regálame
una promesa de jazmines enlazados
y déjame volar con su perfume
hasta mañana
cuando renueve mi contrato

acude a mi llamado
en do
en mi
en tres bemoles incitantes
respira en mi canción un trébol cuatro hojas
publicando
en mi página tus secretos radiantes




aparta de mí la oscuridad
no le permitas traspasar el muro
dile que las Gracias no están cerca
que las busquen en el patio de las trampas
allí donde concurren a tejer
las telarañas traicioneras
con antifaz de dicha

deja en mi frente un beso inédito
enséñame a escribir
con tinta mágica
las notas que se ajusten a mi tono
a mi verbo profundo
el que despliegue en mi
el timbre eterno del comienzo.










4 feb. 2009

Sr PRESIDENTE

SR. PRESIDENTE



Es veneno el cigarrillo PRESIDENTE
No es veneno acostarse con el "hambre"
Hoy decreta no fumar en los recintos,
pero no decreta pan para los pobres.

Me maté trabajando noche y día.
puse en ello mi energía y mi esperanza
y mis hijos estudiaron sus carreras
esperando un futuro que no llega.

Me pregunto que ha pasado con mi sueño
el que tuve en caminatas sin descanso
con mi vientre anidando una promesa
esperando ver la hora del ascenso.


Hoy yo miro con tristeza mi pasado
se repite en el presente su calvario.
Los muy ricos están siempre bien parados
y los pobres siguen siendo sometidos

Son tan grises estas calles de recuerdos
no hay sonrisas en las bocas de uruguayos
y te animan un instante la mañana
guitarristas con su canto de centavos.

Pobres todos nos prestamos un mendrugo
para darnos un abrazo solidario

Es preciso que le diga PRESIDENTE
que yo un día caminé con " su bandera",
tres colores nos llevaban como a niños
que se ríen con las bocas del payaso.

Y si el Hombre de bigote sonriente
estuviera respirando en esta tierra
es seguro que se iría avergonzado
triste y solo se iría, como Artigas

Es veneno no tener una esperanza
es veneno que los jóvenes caminen
como sombras de fantasmas sin estima.

Es veneno que los hijos nos pregunten
¿Dónde está la justicia prometida
o el salario que levante mi autoestima?.

Y aquí estoy gritando en cada esquina
me devuelvan mi sonrisa de creencia.

Es aullido lo que tengo en mi garganta
es dolor que retuerce mis entrañas
es lamento de violines Zitarroza
lo que acuna mis mañanas y mis noches.

¡Ay Paisito! qué tristeza la pobreza.
No se duerma tranquilo Don Alfredo
cante usted para mi su gran Adagio
y quizás pueda yo seguir soñando.

Se desgranan por mi pecho los pedazos
de nostálgicos momentos de ilusión
y las voces de aquellos que se fueron
quedarán impregnando las veredas.

No hay respuesta a las madres que lloramos
Nadie ha visto cuánta pena hay en la casa
qué silencio habita nuestras bocas .
¡Cómo grita nuestra bestia embravecida!
cuando vemos la mirada de vencidos
en los ojos de los hijos que parimos.

20 ene. 2009

YO el SUPREMO AVARO














Cuadro siniestro
entradas al invierno de los vivos
estallan surtidores de avaricia
y despueblan la tierra
con sus manos manchadas de ignominia.

Somos un número en su programa
sólo un número sin corazón ni alma
máquinas de hueso y carne anestesiada
que ellos dirigen con sus chips minúsculos.
Y no sabemos nada del conducto
que proporciona informes cada instante
cada suspiro debilidad o fuerza
se registra en el ordenador vigía.

Y así vamos cayendo
desangrados
despojados
resignados
creyendo que es un karma
un castigo de Dios
una ironía de Satán
y nos quedamos quietos
caminando la vida como autómatas
¡¡¡Despierten!!!!!!!
¡No somos eso!
Hay en el alma una fuerza sin medida
En nuestra mente tormentas que se agitan
que nos liberan de sus ácaros.
No  no se rindan
la Luz interna ya viene despertando
mostrando al viento   a la montaña
que las campanas pueden tañer
con nuestro empeño.

Hay que inventar una manera de salvar este planeta
con una pluma
con millones de versos
que recorran los cielos
diciendo que podemos con mucho AMOR
desafinar los acordes de los déspotas.
Y no seremos  no  tan inocentes
Gritemos nuestro nombre y apellido
para anular de ese programa
los numeritos que despojan nuestra esencia.










De todos modos yo muero



Muero mi muerte en tus ojos
me regodeo en tu suelo
atrapo tu alma en mi boca
y recorro tus infiernos.

Entro en tu selva enigmática
donde quemo mis anhelos
y escudriño en tus cavernas
el calor de tus empeños.

Curva de muerte es mi viaje
no importa si hoy me muero
de todos modos yo muero
si en tus brazos hoy no muero.







6 ene. 2009

Hoy...te quiero todavía

HOY…TE QUIERO TODAVIA

Esta noche te quiero todavía.
Hoy, te quiero todavía.
Amo tu pasado de jazmines,
amo tu vientre decorado de esperas,
donde marchita duerme,
tu flor, tu rosa fresca
alivio de mis ansias
esplendor de ilusiones.
Soy prisionero aún de tu juego
volcánico, sin límites,
calcinado en tu fuego,
muriendo en tu ribera.
Beso la tierra húmeda
que engendró tu quimera.
Estoy aquí, sin mi,
sin ser, sin voz, sin luz.
Oscura niebla envuelta
en tu figura grácil,
asiéndome a tus pies,
a tu recuerdo vivo,
desespero, espero,
como un lobo aullándole a la luna,
me descubro llorando tu ausencia desmedida.



Copyright © Beatriz Ojeda
Derechos reservados.









5 ene. 2009

Goza la muerte su paso

Una figura de espanto
se refleja en el espejo.
Está cubierta de barro
de sobredosis de miedo.

Tiene los ojos vacíos
y la boca con tristeza
y son blancos sus cabellos
y está vacío su pecho.

No puede mirar la vida
como un pájaro desvelo
sólo empuja sus cadenas
con los grilletes del tiempo.

Goza la muerte su paso
despeinada y herrumbrienta
los chirridos
de sus goznes
se escuchan en los desiertos.

vive la espera del llanto
la queja del sufrimiento
y puede comer abismos
cuando la persigue el viento.

Ya se despierta la noche
la luz se acerca en silencio
y la figura de espanto
se retira del espejo

Nada se ve en la mañana
que denote su presencia
los despojos de la vida
disimulan su existencia.