Bienvenido

15 nov. 2009

Hay días que la pena se agiganta

Hay días que la pena se agiganta
recorre las arterias de mi río
confunde mis diagramas encerrados
retuerce mi garganta con sus manos
y muero
agonizo lentamente
con mi esencia vacía de estertores
de ansiedades anémicas
vaciándome de todo lo que he sido

Penetro en mi coraza apadrinada
por dioses y demonios enjaulados
cerrándome las puertas de lo cierto
abriéndome la puertas del averno
y expiro
me extingo dulcemente
con mi daga hundida en mis entrañas
en mi alma insurrecta
que aún quiere colmarse de alborozo




Beatriz Ojeda
Copyright 2008Derechos reservados








No hay comentarios: