Bienvenido

23 dic. 2012

CORAZÓN, NO CORRAS




CORAZON…NO CORRAS 

 

 

Corazón… no corras

Tiene alitas tiernas la esperanza magna

Unas voces nuevas entonan tu nana

para que florezcan en tu nido blando

azucenas líricas celebrando  el alba.

 

Teje con tus hilos amores suntuosos

píntale un encanto   florece  ventanas

y viaja sin prisa con burbujas áureas

por el paraíso de los alumbrados.

 

Corazón…no corras

Estás tan cansado de coser fracasos

de bailar sin sones y enfrentar batallas

Quedas esperando que el viento viajero

se lleve tu traje de precintos pardos.

 

Bebe de la fuente la gota sagrada

alivia tus penas con vinos del mago

que trae en su alforja risas y plegarias

para que comiences a vivir liviano

 

Corazón…no corras

En la esquina el cielo te presta su casa

esparce luceros titilando gracias

y escribe en tus alas que está permitido

liderar el juego de los atrevidos.

 

Quítate las cuerdas de recuerdos vanos

no ves que la vida camina muy rápido

y viene la reina del palacio avaro

con sus manos listas a abrazar tu paso.

 

Corazón…no corras

Detente un momento  recoge tus sueños

renuncia al perímetro de los que se amparan

tras muros de hielo forjados con duelo

inmersos en viejos amores  frustrados

 

 

Dibuja una espada de amor infinito

que luzca en sus bordes el grito de auxilio

logrando que el éxtasis forme un abanico

de luces pintando tu amor desteñido.

 

Corazón…no corras

Hay tantos delfines cantando en la playa

tantas sirenitas buscando una llave

que reanime amores en la casa blanca

donde vive el dueño de pasiones mágicas.

Busca tu alma inquieta…reclama tu salmo.

 

 



DIOS NO ESPERA NUNCA A LOS PARÁSITOS




DIOS NO ESPERA NUNCA A LOS PARÁSITOS
 
 
 
Parto hoy a mi retiro de confianza.
En el silencio de la noche
la luna me conduce al infinito.
Silba la Madre Tierra su victoria
porque mis pies cansados
se han quedado dormidos.
 
Más no será su suerte
apoderarse de mi cuerpo.
No retendrá mi vuelo
con su presente mirada deslucida.
 
Las golondrinas de mi estancia
se volverán un sol de vida
y las alondras que me pueblan
entonarán un himno de victoria.
 
He de salir con mis antojos
mis ideales    mi alegría
a liderar otros caminos peregrinos.
 
Y Dios no espera nunca
a los parásitos apáticos.
 
Es un instante de conciencia liberada
acomodar mis flores entonadas
en cien colores de impaciencia
porque la vida pasa caminando
sin detenerse un poco.
 
Y si me tienta el viento
consagro su beso hospitalario
con un intenso fuego deslumbrado.
 
He de salir con mi pollera abanderada
a pregonar mi viejo salmo
el que recorre las plazuelas de la historia
con su lengua sagrada.
 
Y mi Yo Soy enriquecido
ha de surgir de pronto
para cantar la partitura glamorosa
de mis años eufóricos
con mis guerreros lúcidos
aguijoneados por la riqueza de servir.
 
Y no serán los perros quienes muerdan
mis cicatrices rojas
porque no tengo tiempo para darles
un momento de gloria.
 
He de partir con mis proyectos
mis reforzados sueños
con una luz en mi corona
que ilumine el sendero áurico
con una flor en mi cabello
y con los pies desnudos
he de bailar mi danza más pletórica.
 
 
BEATRIZ OJEDA
DERECHOS RESERVADOS
 
 
 
 
 


10 nov. 2012

AZUL COMO TU VIDA




AZUL  COMO TU VIDA

Era la tarde azul
y era una fiesta eterna
caminar a tu lado plena de primaveras.
Como una golondrina
volabas por la vida
quedándote unos días en mis brazos vencida.
A veces te ausentabas con tus alas inmensas
y mirabas al mundo desde otra perspectiva.
Era tu alma azul
como un límpido cielo.
Invocabas al genio para cantar tus sueños
y eras un haz de luz
que cegaba los ojos de aquellos que vivían
reptando a ras del suelo.
Vivías aspirando los aromas profundos
que elevaban tus plumas a universos divinos.
Eras una sorpresa que animaba mis días
un libro de diademas gestado en tu osadía.
Hoy eres el recuerdo de aquella golondrina
te fuiste en primavera
 dejándome una tarde
azul como tu vida.

Beatriz Ojeda
Derechos Reservados

22 oct. 2012

MI VOZ DE LUZ

Galeanop

MI VOZ DE LUZ   Amor hoy me reencuentro con tu espejo y te veo sufrir por su reflejo. Amor que se volvió dolor y escombro rendido en la vereda de los sueños. Una lágrima azul. Un relicario colgada de mi cuello tantos años cayó a mis pies bañados de apetencia cuando se oyó el batir de sus dos alas. Alas que se posaron en mi alma reavivando los leños sosegados. Amor yo te recibo con mis manos llagadas de implorar por tu regalo. Hogueras aflorando en la mañana se volvieron ceniza y desencanto. Hoy te canto mi himno de ermitaña para que lo registres en el alba y proyectes en todas las galaxias el grito que responde a mi esperanza. Sé que mi voz de luz es eco magno que Dios escucha el ruego de los años donándome una tregua solidaria para que no me muera sin tocarlo.    Beatriz Ojeda Derechos Reservados

























16 oct. 2012

ESTOY SUMANDO AMOR




ESTOY SUMANDO AMOR

A veces
mi amor por ti se esconde
se trepa en una estrella
la corteja
la conquista
la endosa a su cartera.
A veces
seduce algún lucero
lo persuade
lo inaugura
lo endosa a su cartera.
Se sube a una promesa
sorbiendo en los rosales
el  líquido elixir de sus eventos.
Descubre algún suspiro inexplorado
lo agasaja
y lo convierte en alma.
A veces
te miro sin sustancia
aún no he regresado
estoy sumando amor
en los espacios inventados
para los que aman más
que los humanos.

Por eso si me notas ausente
no creas que te dejo
no creas que no vuelvo
aún quedan más historias
en el jardín del cielo
y yo quiero tomarlas
cada vez que recuerdo
que no alcanzan las flores
para el amor eterno.
A veces estoy solo
en mi mundo de asombros.
No interpretes que ya     no existen más esmeros.
Es que tanto te amo
que no alcanzan los signos
compuestos en la tierra
para decir
te adoro.

Beatriz Ojeda
Derechos Reservados








29 sept. 2012

QUIERO VIVIRTE EN MIS SUEÑOS





Quiero vivirte en mis sueños


Anduviste tanto tiempo recordando mi fantasma
tanto tiempo de frescura
tanto tiempo de esperanza
que los arbustos del parque no pudieron registrarme.

Ni la aurora que rendida desespera de su llanto
puede vencer a mis sueños
los sueños que estoy soñando.

Son felices y hablan poco de tus amados conciertos.
Conciertos de luna llena que se atiborra de brillos
y deja ver en su lámina el amor que compartimos
El espejo de tus ojos refleja la vida mía
y acuden a mi presencia los duendes de la alegría


Beatriz Ojeda
Copyright 2008
Derechos reservados



POR QUÉ LA VIDA...



POR QUÉ LA VIDA

Por qué la vida me arrebata su ofrenda 
me desangra las venas
me despoja los huesos
me atormenta la sangre
me sofoca el aliento.

Por qué la vida me arrincona en la esquina 
balancea sus trampas
desenvaina su espada
rozagante bromea
licenciosa corrompe.

Por qué la vida me atosiga de besos
intoxica mis ansias
acosa mi cordura
fustiga mis deseos
agita  mi colmena.

Por qué la vida me retuerce los brazos
me invalida el abrazo
me tortura sin plazo
me mutila las alas
y me suelda a este fango.

Por qué la luz no se apiada un instante
y acaricia mi rostro
con sus manos de seda
y me muestra un momento
el brillar de una estrella.





15 ago. 2012

¿USTED QUÉ SABE?





¿USTED QUÉ SABE?


Usted qué sabe de mis sueños
de mis huesos
de mi carne hecha jirones
mi corazón deslucido
mi tristeza ilimitada.
¿Usted qué sabe?

Qué sabe usted
de mis mañanas solitarias
de mis noches sin placeres
mis derrotas registradas.
De las piedras que han herido
mis pedestales ancianos.

Usted qué sabe de mi alma
de mis amores prohibidos
de los soles que he partido
con los aullidos
las plegarias
de rodillas y agobiada.

¿Usted qué sabe?
Si sus ojos no han mirado
los tesoros que  me quedan
las sonrisas
las caricias
y los himnos de victoria
que aún habitan en mi casa.



BEATRIZ OJEDA
DERECHOS RESERVADOS



16 jul. 2012

TENGO MI TEMPLO DE PIEDAD





a Federico García Lorca









Tengo mi templo de piedad. 



A los que fueron mis verdugos

 los reconozco con disfraz.

Una mañana de mi vida

me fusilaron sin dudar.



Me denigraron  me golpearon

me desnudaron sin pudor

burlándose de mi sustancia

me torturaron sin piedad.

.



Dejaron libres a la bestia

 la que derrama oscuridad

 y no supieron que mi alma

 jamás podrían dominar.



Estuve siempre protegido

 por la oración de la verdad.

y son mis versos un reflejo

de la energía de mi andar.



Desde los muros de la madre

 tierra vertiente de bondad

acude pronto a mi llamada

una maestra que ha de hablar

 por los que pueden seguir siendo

desde las nubes un juglar.









24 jun. 2012

AYER LLEGASTE TRISTE





Levanto esta copa de mi brindis
por este tiempo viejo que ya estorba
lo derrito / lo enfrío / lo sepulto
y le pongo una flor a su partida.

Tiempo que recorrió mis venas
cuando tus tacos sonaban
en la vieja escalera
agitando mi corazón de espera.

Cada domingo aguardaba tu regreso
en ese cuarto de hotel
donde la cama solitaria revivía
sólo por vernos juntos
y sentir los gemidos de la vida.

Ayer…llegaste triste
tus ojos anunciaban despedida
como una mariposa cristalina
te quedaste en mis brazos,
con el último aleteo de tu vida.






Beatriz Ojeda
copyright 2008
derechos reservados


LA PRIMAVERA DE TU CANTO ESTA DE FIESTA


GAVIOTA


  Y tú
que siempre has sido una gaviota exorcizada
que has volado por los cielos de todos los océanos
iluminada por la luz de los que siembran
ilusiones de encontrar otros senderos.

gaviota de conciertos celestiales
de guirnaldas luceros
de fe
de azules rosas arpegiadas
de fuente de poemas entrenados .

marcada por aromas imprevistos
has visto a Dios abierto a tus esmeros
de elevarte a la cumbre de tus sueños.

Gaviota despegada de la arena
de la fría gravedad de los pequeños
de los que ven la vida desde abajo.

considerando espacios extremados
pluma por pluma armonizada
estás allí
junto al supremo canto de los libres
como una enseña cristalina
como un emblema de tu ser
disparado al infinito.

gaviota de los vuelos imprudentes
inventas acrobacias matemáticas
para llegar al fin a ser primera
primera luz de los Maestros de las odas.

mi guía de expansiones algebradas
mi cuna despertada en tus silencios
en centros de alusiones a tu obra
a tu destello
a tu quimera ansiosa.

mi ordenada primavera de aluviones
coordinando clarines con guitarras
con violines
con la lírica del verso  me ciñes
y soy un verso libre que no ahoga
Soy tú
acertada visión de las augustas búsquedas.

Gaviota liberada
gaviota de maestros celebrados
en una pluma tuya cabe un verso
un verso coyuntura de otro verso
 de otra pluma entretejida
de otro vuelo al paraíso.


¡Aleluya!
La primavera de tu canto está de fiesta



Beatriz Ojeda
Google