Bienvenido

18 jun. 2011

DOS CUERPOS ENLAZADOS

Una pasión

el fuego descubierto

Un momento fugaz

una rosa despierta florecida en la noche

con besos repetidos.

Una luz

el acceso al pórtico del viaje

Una mirada azul que no se aparta

de la flama esplendente.

Dos cuerpos enlazados conmovidos

un gemido unido a otro gemido

El sol ardiendo

dos pechos encendidos.

La luz el mar

el verano cumplido

el descenso

la paz

el no te olvido.

AYER SE FUE



Ayer se fue

con su iracunda carga de emociones

Lloró su copla en el umbral de la distancia

y queriendo morir desesperado

gritó a los vientos su martirio





Sus ojos negros velados por la nube

de los que muerden la almohada por las noches

miran sin ver su historia reservada.

Dolor de soledad y muerte bajo su manto negro



La luna conversando con su sombra

ha contado que una noche al regresar

abrió la puerta y allí en su cama

ella lucía un cuchillo en su garganta



Lágrimas brunas inundaron sus mejillas

su corazón desnudó sus sentimientos

derramando ríos de llanto que corrieron

años y años por el valle del tormento.


BEATRIZ OJEDA
DERECHOS RESERVADOS