Bienvenido

29 oct. 2008

Y te quedas atrapada en tus arañas

Un gusano despertado en tus entrañas
se despeña de tu boca amarillenta
y tus amos ya no son genios piadosos
son carroña de miseria que te apestan

Tienes ojos de feroces tempestades
luces rojas se reflejan en tu noche
y te quedas atrapada en tus arañas
las que tejen los horrores de tu obra

Haz pasado por la vida subterránea
has rezado tus plegarias insultantes
y creíste que adorando una medalla
lavarías la indecencia de tus actos

Es posible que no entiendas que la vida
es un acto de pasaje solidario
y los bienes materiales no te engordan
el espíritu sembrado de alimañas

Una nube de aplastadas mariposas
se ha instalado en tu cuerpo consumido
y tus ojos deletéreos no reaccionan
pues te crees que el Maestro no se acuerda
de tus odios repetidos de memoria









Déjame descubrir tu amor



Déjame descubrir tu amor
en cada parche indiferente de tu alma
en cada luna agujereada
en cada sol entristecido
en cada mar desalentado.


Déjame encontrar tu aroma
en tus mareas tumultuosas
en tus idas y venidas
en tus miedos despertados
en tus anuncios eclipsados.


Déjame ser tu investidura
tu enjambre de ilusiones
tu playa de inquietudes
tu voz de margarita deshojada
tu miel nocturna adormecida.


Déjame salir a tu ventana
consagrarme en tu pliego de azucenas
abrirme a tu estampida
desesperarme en tu niebla
crecer en ti como un llamado
de sirenas alertas.