Bienvenido

12 mar. 2010

MEDITACION

Vuelvo de día a despertar mis luces
mis anoches vividos en la escoria
se diluyen en hoy
en cada instante construido
para armar la bienvenida del amor.
Amor que se traduce en ser
ser por un tiempo una esencia
conductora de energías
incesante cavilar de los silencios
donde escucho la alegría de los mudos.
Miro sin mis ojos la apariencia
de la luz de los trigales
de las sombras que se llevan
la mirada de los pobres.
Esos pobres de paciencia
de excelencia
de virtudes engarzadas
al oído de los sabios protectores.
Un camino de convenios con el alma
desnudando hipocresías
despojando los inventos egoístas
los que habitan en la casa de los tordos.
He mirado la dulzura del Dios nuevo
el que mora en el recinto de mi vida.
Me he internado por un tiempo
en el árbol que convida a la armonía.
Es la paz lo que me indica si he llegado
a gozar por un instante del nirvana.

2 comentarios:

BEATRIZ dijo...

"vuelvo de día a despertar mis luces"
que dulce despertar en esa línea...encantadora.

Saludos

Beatriz dijo...

MUCHAS GRACIAS BEATRIZ.
ES UN GRAN PLACER QUE COMENTES MIS POEMAS
MIL BESOS
BEATRIZ