Bienvenido

24 may. 2010

TE DOY MI CORAZÓN

mujerQUEBRAD

 

Te doy mi corazón hecho pedazos

para que tú lo amases con tus sueños

le des una mansión en su camino

para que habite un tiempo sin desvelos.

Te doy mi corazón hecho pedazos

para que tú lo sanes con tus besos

los unas parte a parte

con tus manos

tus manos repletas de Universo.

Te encomiendo una misión sin término

una verdad, una canción de ensueño,

dejo en tu cuerpo de siembra sin medida

una esperanza de renovar mi vida.

Con todo lo que soy y lo que he sido,

estoy en tu camino de ilusiones.

Convengamos una estación perpetua

una mirada, una sonrisa, un ruego.

Amándonos con versos de deseos

contaremos los días como glorias.

Iluminando estrellas en el cielo

haremos que la luz deje la sombra.

Beatriz Ojeda

Derechos Reservados

SE ME DURMIÓ MI DESEO

Etiquetas de Technorati: ,,,

desamor

¡Hay amor, cuánto desierto!

Se me olvidó mi deseo,

se fue camino a la historia

está en el paso del tiempo.

Te quise con tus esmeros

tu pasión, tu urgencia plena.

Te quise por tus tristezas,

tus penas y tus lamentos.

Te quise porque te quise

pero hoy ya no te encuentro.

Se me olvidó mi deseo

se fue con mi juego nuevo.

Tengo una rosa sin tallo

que se deshoja en silencio.

Aún me queda el perfume

está escondida en el fuego

que no supimos cuidar

que se durmió en el desierto.

8 may. 2010

UN CORAZÓN DE SOL




Mirando atrás


llevo unos días

convirtiendo mi infierno

en paraíso

para encontrar tu olor

en esta espera existencial

que se ha llevado mis amores

a convivir al patio de los soles

de corazón milicia

de corazón organizado

en cada tiempo adjetivado

“un corazón de sol”

para mi nido triste



Dolor que destroza el alma



Porque he sentido en mi alma


tanto cuento, tanta historia

es que me siento una extraña

en este mundo de sombras.



Si la vida es una sola

y el tiempo pasa de prisa

por qué beber de la muerte

todos los tragos prohibidos.



La luz de la vida clara

sin mentiras, sin engaños

es la que yo he transitado

tropezando algunas veces

con el monstruo de lo insano.



Dolor que destroza el alma

y nos quema hasta los huesos

cuando descubro que el gozo

está sembrado de rosas

de pasiones tormentosas

y termino lastimada

con sus espinas tramposas.



La inocencia de mi alma

me hace creer en todo

y hasta defiendo las causas

las mentiras las ofensas

confiando… hasta que me clavan

una espada envenenada

en mi alma enamorada.