Bienvenido

12 abr. 2012

TENGO UN OLVIDO TAN REPLETO DE MEMORIAS




TENGO UN OLVIDO TAN  REPLETO DE MEMORIAS

Tengo un olvido  tan repleto  de memorias
tan inasible y escondido
entre los pliegues de mi historia.
A veces reaparece entre los musgos pálidos
de mi vida sin escolta.
Resurge entre los pétalos de mis rosas
 imantadas de auroras imprevistas
y me recuerda las tormentas inflamadas de llanto
de nieves vespertinas  y anocheceres vacuos.
Y si sufrí por tanto
por tanta ausencia de tus labios cálidos
de tus manos cargadas de erotismo
por tanto sinsabor enloquecido.
No quiero recordarlo.
He de dejarlo en el olvido soberano
aunque no se si existe
pues tengo a veces un olvido tan repleto de memorias.



ERAS UN HOMBRE SIN FRONTERAS





Eras un hombre sin fronteras
tenías en tu cuerpo mil dolores
disolviendo tu alma aventurera.
Enarbolabas luz y sueños viejos
que se fueron durmiendo entre tus palmas.
Acariciaste el sol en una primavera
cuando tus pies hallaron
la voz de tus anhelos.
Descubriste que el mar era un eterno paraíso
bordado de luciérnagas misteriosas
destellando en el cosmos
y te subiste al barco de los que viajan lejos
sin maletas ni trajes de etiqueta.
Querías abrazar la vida entera
con tus cien brazos de amor
desplegados al cielo.
Y te quedaste solo en el intento
El tiempo de la luna nacarada de aromas
gastó toda su esencia
en la espera.
y borró de su lista tu nombre sin fronteras.
Te has quedado vacío de sorpresas
olvidaste que el sol ilumina las calles
de aquellos que profesan el verdadero arte
de amar con toda el alma hasta el final del juego
No es suficiente amar
para atraer a Venus.