Bienvenido

16 abr. 2008

SEDUCIENDO A LA VIDA

SEDUCIENDO A LA VIDA

No me inspiras más adioses que los que ya te he dejado
no me inspiras más auroras de caricias explosivas.
Se ha llevado la distancia las glorias de unas mañanas
donde la vida se amaba con las garras destrozadas.

Se quedó la rubia estrella sin señales de destellos
no han durado ni las flores, ni los nombres pronunciados,
se han desdicho los amores, la memoria se ha vendido.

Quieres ver que me ha costado
haberte encontrado amando a la gitana embrujada.
No tengo más que una vida en esta esquina del canto
soy feliz de mi momento, soy un ave de alas claras .

Me fijé en la torre azul qué quería entre mis sábanas
y descubrí que ahora elijo lo que se apoye en mi almohada,
lo que me siembre mis flores y me deleite por nada

No hay apuro en destrabar la red de tu desconsuelo
solamente quiero andar sin bastón y sin programa.
Te agradezco por soltar las amarras de mi barca
voy a probar que se siente en la cama de otras brasas.


Copyright © Beatriz Ojeda
Derechos reservados.









No hay comentarios: