Bienvenido

28 ene. 2010

Buscaré a las dueñas del olvido

Si esta noche desespero por ti
si no tengo paz en mi recinto
buscaré a las dueñas del olvido
y les daré tu nombre en una urna
Cofre de recuerdos
arca de alegrías y tristezas
que aún subsisten

Lloraré un momento por la vida
y al instante te daré la espalda
Sabré decir que no ante el librero
que me quiera vender otros milagros
Recetas de pasión y de quimeras
que ya murieron con vestido viejo

No cortaré mis sueños de viajera
navegante del cielo
buscando junto a Dios otro viajero
Aunque esta vez ya no estaré deshabitada
ni esperaré que él llegue cuando quiera
tendré mi corazón a buen recaudo
y yo seré primera en el contrato.

No hay comentarios: