Bienvenido

28 ene. 2010

Sólo falta elegirnos otra vez

Desprendidos del fuego que siempre reinventamos
de ansiedades ocultas que luego inauguramos
tendidos en el lecho reuniendo nuestras ansias
hoy
ignorándonos
estamos y no estamos

Ya no se siente el aroma de las mieles
ni la esencia de nardos de tu piel
El amor se ha aburrido de nuestro abecedario
y la rutina se presentó con su calvario

Lluvia de primavera cae sobre el techado
lágrimas de añoranzas de momentos alados
se empeñan en ganar olímpicas cruzadas
para asentarse estables en la nueva terraza

Sólo falta elegirnos otra vez en las almas
combatiendo con viento de suspiros amantes
esa siembra de humo que se quedó esperando
carbonizar la fuente que unidos levantamos

No hay comentarios: