Bienvenido

28 ene. 2010

Me reinvento

Yo soy arquitecto de mi invento
diseñado
corregido
construido
Ya sé que todo lo he medido
aunque poco se parece al elegido
Es mi templo un estandarte de ternura
de sucesos que no parten del diseño
Subterráneas energías
han movido sus cimientos
confundiendo mi camino de partida
Me reinvento
suavizando las heridas
y comparto mi alegría con la luna
talentosa maestra que me guía
a la casa de los libros
con recetas de romances renovados

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Cada quien es arquitecto de su destino y puede rehacer el camino
si algo o alguien intentara desviarnos. Somos nosotros mismos los que decidimos.
Bello poema que invita a la reflexión.
Un beso

Beatriz dijo...

MUCHAS GRACIAS GABRIEL.
Es verdad, la cualidad misteriosa de reinventarse cada día, es lo que nos salva de las caidas
besitos de luz