Bienvenido

9 may. 2008

Ellos caminan.


Inmolados,
mis sueños,
viajan por el sendero del olvido.
Solos van con el silencio
de los muertos vivos
los que deambulan como espectros
con su sombra helada.
Huellas de su pasar
subsisten entre las hojas
que los conserva en suspenso,
hasta el regreso de la nueva vida.
Luz oscura y ácida transita por mis venas
sedienta de azul paz y verde mar
de sol y amor en horas doloridas.
Con pesar y tiempo incomprendido
como visiones de la noche.
Ellos caminan.
 
 
 
Copyright © Beatriz Ojeda
Derechos reservados.

No hay comentarios: