Bienvenido

31 may. 2008

Te entrego mi alma de alambre


TE ENTREGO MI ALMA DE ALAMBRE

Pasando revista a mi historia
recuerdo mi pobre carroza,
La vieja poblada de amores
tejida con hilos de alambre.

Pudiendo salir de mi cuerpo
elevo mi canto sagrado.
Hay notas que van alumbrando
el río que voy navegando.

No puse en mi viaje de vuelta
ninguna valija con ropa
Saldré de mi historia pequeña
desnudo de piel y de abrazos.

Podré descubrirte quimera
envuelta entre luces y gasas
Señales de brillos ardientes
me muestran mi nombre tallado.

Un viejo muriendo de frío
se queja en la esquina del barrio
No tiene ninguna moneda
que compre una copa de vino.

Se fueron corriendo los años
estuvo esperando su sueño
Quisiera volver a prestarle
aquella carroza de alambre.

Mañana de noche sedienta
se venga del viejo fantoche
que tiene en la esquina del barrio
la sombra de antorcha apagada.

¿Quién es la mujer que se inclina
dejando monedas de oro?
¿Qué tiene en su capa de invierno?
¿Qué espera del viejo quejoso?

No tengo más tiempo en la vida
me voy a tomar una copa
brindando contigo princesa
te entrego mi alma de alambre.


No hay comentarios: